¿Cuál es la mejor forma de prepararse para el examen TOEFL?

El denominado Test of English as a Foreign Language (mejor conocido por su sigla TOEFL) es una prueba estandarizada, mediante la cual se comprueba el conocimiento de inglés mostrado por hablantes no nativos de dicho idioma. Dicho examen es reconocido como un requisito de admisión por muchas universidades del mundo angloparlante, especialmente en los Estados Unidos. En su forma actualmente vigente (denominada iBT o internet Based Test) dicha prueba está dividida en las siguientes secciones:

  1. Reading Comprehension (mide la comprensión lectora del lenguaje escrito)
  2. Listening Comprehension (mide la comprensión auditiva del lenguaje hablado)
  3. Speaking (sección oral que mide la capacidad de hablar)
  4. Written Expression (mide la capacidad de escribir por su propia cuenta)

La gramática es tomada en cuenta en todas las cuatro partes del examen. En las dos primeras partes de la prueba se responde a preguntas de opción/selección múltiple.

La validez del examen TOEFL

está limitada a un plazo de dos años, debido a que según los estudios científicos, entre otros, aquellos del Educational Testing Service (ETS), la organización que ha desarrollado el examen TOEFL y también la prueba TOEIC, se estima que la utilización continuada del idioma inglés por parte de los participantes en el test es decisiva para que ellos conserven sus competencias lingüísticas en el futuro. Si el candidato que realiza la prueba no vuelve a hablar nunca más en inglés después del test o sólo lo hace exclusivamente en casos excepcionales, entonces su dominio de este lenguaje experimentaría un cambio para peor. Por este motivo la organización ETS, respaldada en estudios científicos, no puede garantizar la competencia lingüistica por un periodo mayor a dos años y este ente recomienda hacer un nuevo examen, a más tardar después de dos años, para demostrar su nivel de inglés en el presente o como comprobación de sus compotencias lingüisticas actuales.

El examen TOEFL es realizado en todo el mundo por la ya mencionada organización Educational Testing Service (ETS). Este examen fue establecido en 1964 y ha sido completado por más de 22 millones de personas.[1] Además de estar el examen compuesto por varios módulos, también existen diversos tipos de esta prueba, siendo el iBT una modalidad que se presenta en línea por Internet, mientra que el pBT es una variedad en la cual se toma el examen escrito en papel y el TOEFL Junior Test es una versión de este test que está especialmente adaptada para jóvenes con edades comprendidas entre los 11 y 15 años de edad.

En el caso del examen TOEFL se trata de una prueba tanto escrita como oral que evalúa el dominio y conocimiento del inglés. Para poder escribir en inglés correctamente, se debe primero aprender a hablar. En Internet existe una gran cantidad de materiales y herramientas para practicar el inglés y justamente para prepararse para el examen TOEFL. Adicionalmente hay muchos cursos de preparación específicos para este test ofrecidos por las escuelas de idiomas así como por los centros de educación comunitaria y de adultos.

Para prepararse para el examen TOEFL

tradicionalmente se suele empezar practicando la lectura de forma intensiva.

Tan pronto el estudiante del idioma inglés entiende los textos leídos con seguridad y puede expresarlos o reproducirlos con sus propias palabras, viene el segundo paso, durante el cual se concentrará en la escucha y comprensión de textos orales. Esta práctica también se puede realizar de forma apropiada y gratuita en casa, al mirar vídeos en idioma inglés en el sitio web YouTube, por ejemplo, de noticias.
Una segunda variante consistiría en ver sus filmes o películas favoritas en DVD, opcionalmente en español con subtítulos en inglés o, mejor aún, en inglés con subtítulos en castellano. Le recomendamos a usted que preste atención e intente, de ser posible, practicar tanto la pronunciación norteamericana como la británica del inglés.  Con frecuencia a los hispanohablantes nativos se les hace más fácil la pronunciación norteamericana o estadounidense de este idioma y luego tienen grandes problemas para entender el idioma inglés con el acento característico del Reino Unido.

En cuanto usted esté en capacidad de leer textos escritos y de entender el inglés hablado

el siguiente paso se dedicará principalmente al habla como tal  – el cual es el aspecto más importante en el aprendizaje de otros idiomas. Una vez que usted ha comenzado a hablar, debería intentar poner en práctica sus habilidades verbales con tanta frecuencia como sea posible, para así acostumbrarse rápidamente a expresarse oralmente en inglés y desarrollar seguridad y confianza en si mismo cuando dice palabras y frases en este idioma. Con ello aprende usted a escucharse a si mismo y a pronunciar las palabras de forma correcta. En inglés es importante poder hablar de forma relajada y sin tener que sopesar cada palabra que se dice, por cuanto éste es un idioma que se habla de modo muy veloz y se caracteriza por su energía y dinamismo. Por desgracia, es precisamente en esta área donde muchos de los cursos e institutos de idiomas corrientes suelen quedarse demasiado cortos. En la mayoría de los casos esto se debe a la gran cantidad de estudiantes o a la falta de recursos. Algunas veces la responsabilidad desafortunadamente reside también en el maestro, pues el mismo es incapaz de hablar con convicción y seguridad, o se trata de alguien que no se siente a gusto hablando y prefiere evitar este aspecto del aprendizaje del idioma, para no hacer el ridículo. Para los estudiantes del idioma inglés esta omisión es fatal. No sólo es el habla una de las áreas más importantes al aprender una lengua, sino que representa una de las mejores formas para realizar rápidos progresos en este ámbito.

Apenas usted se sienta lo suficientemente seguro hablando, será el momento de aproximarse a la escritura.

Aquí se debería prestar especial atención a la ortografía y gramática correcta. Por cuanto existen muchas palabras en inglés que suenan de forma similar pero que se escriben de manera distinta y que en algunos casos también tienen significados distintos. Para desarrollar una buena ortografía se requiere mucha práctica. Un buen método consiste en tomar uno de sus libros favoritos y proceder a copiarlo o transcribirlo, de preferencia a mano o sino en el ordenador/computador. A través de la escritura activa usted se acostumbra a si mismo de forma muy rápida al orden correcto de los componentes en la oración y adquirirá una buena sensibilidad para el lenguaje. De ese mismo modo es que nosotros como niños pequeños aprendemos nuestro propio idioma, conforme al lema Learning by doing – Aprender haciendo. Como ya se ha indicado, por desgracia frecuentemente se le da preferencia a la escritura, lo cual por una parte es poco efectivo, y además puede desanimar al estudiante en poco tiempo, quitándole de esta forma las ganas de aprender otro idioma. Aprender idiomas es divertido y en particular viajar y conocer nuevas culturas usando un nuevo idioma es una experiencia de la cual usted podría beneficiarse enormemente y que de seguro le quedará como un buen recuerdo para siempre. Todos estos pasos pueden parecer muy complicados si se consideran por separado, a pesar que todos van juntos de la mano y funcionan de forma lógica interactuando unos con otros. Empero, muchas veces las escuelas y los cursos de idiomas se concentran en componentes parciales en la falsa creencia de que le están facilitando la tarea del aprendizaje a los estudiantes de idiomas. No obstante, la verdad es que posteriormente se tienen grandes problemas tratando de combinar entre si aspectos separados tales como gramática, pronunciación y la escucha-comprension oral, si la integración de estas áreas no fue practicada y aprendida desde el principio.

¿Cómo y qué practicar para el examen TOEFL?

Si usted quisiera estar perfectamente preparado para el examen TOEFL, usted debería invertir mucho tiempo, debido a que el alcance de los temas tratados es sencillamente muy amplio y grande. Por tal motivo es importante concentrarse más en el aprendizaje del lenguaje como tal y no tanto en el examen en si mismo. Las diversas preguntas y planteamientos que aparecen en dicho test pueden ser comprendidos con nuestro sentido común. Sobre este particular recomendamos emplear una forma o modo del inglés que le guste o entretenga, y este recurso le facilitará la exposición y acercamiento rápido al lenguaje, desarrollando asimismo una sensibilidad instintiva y natural para comprender las reglas y la pronunciación del idioma. Por esta razón no podemos aconsejar que se estudie tercamente una variedad de vocabulario y campos temáticos.  La inversión en tiempo y esfuerzo sería demasiado elevada y a usted se le hará muy difícil aprender un idioma estando de mal humor y descontento.

En los cursos de idiomas NLS de Natural Language System

se practican todas estas áreas simultáneamente y de modo completamente natural. Aprender de memoria y recitar las historias o relatos cortos desarrolladas por profesionales es la preparación ideal, no solamente para la parte oral, sino también para fomentar la capacidad de escritura y de la escucha y comprensión de la lengua inglesa. Usted sólo tiene que revisar y consultar la gramática un poco más por su propia cuenta. Sin embargo, esto tiene más sentido y es más entretenido tan pronto usted ya pueda hablar siquiera un poco en inglés. Por una parte, usted reconocerá por qué usted dice las oraciones de la forma que usted considera correcta y por otra parte, usted podrá aplicar las reglas directamente.  De esta forma, muy pronto usted podrá notar grandes avances cuando hable.

El autor, Christoph Schretzenmayr se preparó para el examen IELTS con el método NLS “Aprender Inglés – ¡Simplemente Hablando!” y adicionalmente dedicó un día sábado a estudiar la gramática inglesa. Si quiere convencerse de la eficacia de este método, vea los resultados por usted mismo.

IELTS und TOEFL Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *